Podenco portugues enano talla 25

En estos casos, lo mejor es un adiestrador. Intenta no darle nada nunca en casa mientras no se porte bien. Ni lo mires, aunque te moleste un montón. No, es no. Pero si a la séptima vez que lo intenta le das algo, por pesado, aprende que con insistir siete veces lo consigue. Si se quiere subir a la mesa yo creo que lo mejor es lo que haces. Bloquear, ignorar. No darle nunca comida vuestra. Tened premios de perro pequeñitos y cuando se porte bien, cuando se retire y esté tranquilo, se los dais. No darle nunca nada porque sí. Que se lo gane todo. Por la calle a mi me ha funcionado bastante bien una cosa.

Parto una salchicha en trozos mmuuuuuuy pequeños y me la llevo de paseo en una bolsa. Cada vez que coge algo, si le digo que lo suelte y lo suelta, le digo que muy bien! Los podencos son bastante tozudos e independientes. Y no es lo mismo soltar algo porque si que soltar algo porque hay una recompensa.

Podenco portugués

Con el tiempo le he ido retirando los premios del paseo, aunque de vez en cuando todavía me llevo a veces también uso pienso de otro tipo como premio , y ya te digo que casi casi siempre suelta las cosas. Hola Irene,me gustaria contarte mi caso a ver si me puedes dar algun consejo,o al menos decirme q pasara. Hace 5 meses hice un viaje de fin de semana a Almería y mi sobrina que vive alli,sabiendo como me gustan los animales me llevo a la perrera para ver a los peques q alli habian. Ahora tiene 7 meses en casa es muy buena, es una perra supersociable se lleva bien con todos los perros que ve aunque en su impetu por saludarlos muchas veces los asusta,con.

Es bastante obediente cuando le da la gana. Mi problema viene cuando se queda sola,yo tengo q trabajar pero mi padre llega a casa pronto asi q solo esta sola tres o cuatro hora. Empezo rompiendo cosas pequeñas sin importancia pero cada vez a ido a mas,yo voy como un CSI analizando la escena del crimen buscando fallos de seguridad e intentar no dejar cosas que pueda cojer pero se las inventa para encontrar nuevas cosas,el adiestrador me dijo que le dejara kong rellenos le dejo tres ,huesos prensados,la radio. Pasa de todo,y ayer fue el remate rompio medio sofa y dos paquetes de pilas las cuales estaban puestas por lo menos a un metro y medio del suelo,llame desesperada al adiestrador y me a dicho que tenemos que probar con el bozal,no me hace gracia pero no voy a tener mas remedio,ya que mi padre amenaza con atarla.

Todo el mundo me dice que se calmara que es q es muy pequeña,e de decir que la saco tres o cuatro veces al dia y al menos dos de sus paseos son de mas de una hora ya q a mi me gusta caminar y cuando puedo como e dicho la suelto por la playa,tambien e empezado hace una semana y media a darle flores de bach a ver si funcionan.

Despues de todo esto mi pregunta es tu que piensas,tambien decir que nunca me e planteado el desacerme de ella,la adoro y por un lado me alegra mis dias aunque por otros me este dando una ansiedad que me esta empezando a pasar factura. Gracias por todo. Hola Mele, En primer lugar gracias por compartir tu experiencia. Normalmente los perros que rompen cosas cuando se quedan en casa solos suelen hacerlo por aburrimiento o por ansiedad.

Yo procuro que uno de los paseos de mi perra lo pase corriendo todo el tiempo posible. Así que o la llevo a un parque de perros para que juegue con otros o juego yo con ella o salimos con la bici, patines, lo que sea. Noto mucha diferencia. Por otra parte, dicen que los perros invierten mucha energía cuando olisquean, así que también es bueno para ellos dejar que alguno de los paseos lo hagan oliendo cada cosa que quieran.

Lo del bozal seguro que te da mucha pena, yo nunca lo he hecho, pero ahora hay bozales muy cómodos y blanditos, al perro no le hace daño, y al fin y al cabo los perros funcionan mucho por rutina y asociación. Sé lo que es llegar a casa y encontrar cosas destrozadas. Malo para ti y para ella, que se puede hacer daño. Tienes todo lo que necesitas para resolverlo: Es un bebé.

Es normal que sea un trasto y muerda y salte y os tenga fritos. Los podencos son perros con bastante energía y es un cachorro en todo lo suyo. Mi perra, cuando la llevo al parque, sólo quiere que la persigan. Y puede llegar a ser muy pesada con otros perros. Los perros aprenden unos de otros. Y tu cachorro durante los próximos meses va a aprender todo o casi todo, jugando. Y que no muerda fuerte es una buena señal.

SE REGALAN CACHORROS MUY CHULOS

Pero tiene que entender que hay ciertos limites. Y la disciplina. Le chisto suavemente o le digo que no, bajito, sin enfadarme que tampoco ha hecho nada malo. Y la ignoro. La ignoro. Pero no es no. Y con el tiempo ha entendido que si le digo que no vamos a jugar, da igual lo que insista, así que ya ni lo intenta. Se va a su cama y se tumba tranquilamente. Por otra parte, puedo hacer eso porque mi perra ya ha aprendido, y porque todos los días damos largos paseos para que ella se canse y se entretenga.

También todos los días dedicamos un buen rato a jugar en casa. No puedo hacerle caso siempre que quiere pero intento dedicarle siempre tiempo a las mismas horas para los perros la rutina es muy importante y que sea tiempo de calidad. Y recuerda que los perros, como los niños, cambian los dientes de leche por los definitivos. Y tienen la misma necesidad que los niños de llevarse cosas a la boca y mordisquearlas para calmar las encías.

En fin, que es normal que un cachorro muerda, rompa cosas y sea un trasto. Pero que, claro, hay que ir poniéndole límites poco a poco. Me gustaría que me dieras algunos consejos porq lo queremos mucho. Hola Mrc! Entiendo perfectamente lo que puede llegar a estresar un perro que no para de ladrar. Pero, para poder trabajar con tu perrillo, lo primero es saber por qué ladra.

El ladrido es una forma de comunicarse y de expresar algo, pero para modificarlo tienes que entender bien por qué ladra en cada situación. Y eso sin verlo a él pues es difícil. Te pongo algunos ejemplos: Mi perra no suele ladrar pero a veces si no le doy juego cuando quiere, me suelta un par de ladridos. A esos ladridos no contesto nunca. La ignoro directamente, ni la miro.

Y eso no me conviene…. En este caso lo que hago es extinción de atención: Así que cuando la descubrió apoyada en la pared de una habitación se puso a ladrar y gruñir como loca, pensando que esa novedad era una amenaza. Lo que yo hice fue dejarlo todo, ir con ella, tranquilamente, y tomarme el tiempo de acercarme a la aspiradora, tocarla, decirle a la perra que se acercara, dejar que la oliera, luego moverla poco a poco….

A veces cuando suenan ruidos raros en la calle o en la casa del vecino, mi perra se acerca a la ventana y gruñe y carraspea no llega a ladrar erizada. Hay una posible amenaza. Entonces yo me levanto, casi sin mirarla a ella, me asomo a la ventana, hago como que miro un momento con atención, y me vuelvo desapasionadamente a lo que hacía.

Ella entiende que he ido a comprobar la amenaza, que no era tal, y que podemos volver a lo nuestro, y vuelve también a sus cosas. Y castigar los ladridos o prohibir al perro que ladre puede generarle problemas. Me temo que tienes que intentar averiguar por qué lo hace para poder remediarlo. Tendras que fijarte en qué situaciones lo hace y en su lenguaje corporal no es lo mismo ladrar con el culo levantado y las patas delanteras bajas —juego— que con el lomo erizado y enseñando los dientes.

Como dices puede ser por estrés, ansiedad, entusiasmo, miedo, frustración, territorialidad… La llegada de un niño sin duda supone muchos cambios para nuestra mascota y es normal que se descoloque o haga cosas que no suele hacer. Cada vez que me mudo mi perra pasa dos o tres días que si me descuido hace pipi en mi cama, pero en seguida se le pasa.

También es posible que cuando se adapte a su nueva rutina vaya mejorando. Enhorabuena por el bebé y por la adopción podenquil. Hola, tengo a Chivi un Podencode 13 meses. Como se iba a pasar toda la vida encerrado en menos de 2 metros cuadrados decidí rescatarlo con unos 2 meses de edad. Poco a poco he ido educandolo con mucha paciencia. He provado de todo sin resultado. Por la noche lo tengo atado porque sino me lo destroza todo.

Hola Javier, Estos días estoy un poco liada, pero no quería dejar pasar el comentario. Que tire de la correa, en efecto, no es agradable para el paseo ni para él ni para ti. En primer lugar, los podencos tienen un cuello bastante delicadillo, como los galgos. Estos que te digo para galgos también tienen a veces un sistema anti fuga.

Hay varios modelos, pero si buscas en google collares especiales para galgos o collares martingale los antiescape puedes ver varios ejemplos y cómo funcionan. De todas maneras hace tiempo que vengo pensando hacer una entrada sobre eso. Otra cosa que no se recomienda es una correa flexi, de esas extensibles. Estos arneses tienen la argolla para enganchar la correa en el pecho y no sobre el lomo. De la misma manera, si va a echar a correr persiguiendo algo, al girarse pierde de vista lo que iba a perseguir. Debo decir que en realidad yo no usé un easy walk tal cual, porque ni sabía que existían.

Me fue muy bien. Ahora la llevo con un arnés normal y correa extensible. Se porta muy bien. Hay varios ejercicios para acostumbrar al perro a caminar a tu lado. A ver si un día tranquilamente hago la entrada. Puede ser porque lo dejes sólo y se angustie, porque se aburra…. Gracias por compartir tu experiencia y por cuidar de Chivi, ha tenido mucha suerte. A los podencos hay que pillarles el punto, porque son muy especiales. Pero seguro de que ya te has dado cuenta de que también son maravillosos.

Hola Irene! En casa vivimos dos humanos y tres peludos. Uno de ellos, Pelón, es un podenco. Vino para morir, 7 kilos de peso apenas se podía sostener , ciego, diabético, leishmania, sarna, infección de orina, con mordeduras. Muy asustado con humanos y con perros. Lo trajimos en acogida para que pudiera morir tranquilo. Convivir con peludetes es una experiencia maravillosa.

No sé cómo se las arreglan, pero te sacan una sonrisa todos los días!

Menú de navegación

Gracias por compartir tu experiencia y tus conocimientos. Hola Cristina! Disculpa el retraso, pero he estado bastante tiempo fuera. En primer lugar gracias por ser de esas personas que ponen con paciencia y amor su granito de arena para que este mundo sea un mundo mejor. Ay, si todos lo hiciéramos, aunque fuera un granito pequeño.

podencos portugueses enanos jose 2

Creo que lo que hicisteis fue muy valiente y precioso. Pero qué bonito es pensar que en vez de morir en un chenil van a poder hacerlo en un HOGAR con todas las letras. Así que ole vosotros y vuestro gesto maravilloso. Y fíjate que al final la historia ha terminado mucho mejor de lo que esperabais. Me alegro muchísimo. Es increíble lo que el amor y la estabilidad pueden hacer con la salud de un perro y de una persona. En fin, que gracias por compartir esta historia preciosa, me alegro mucho de que vuestros peludos vivan en armonía entre ellos y con vosotros.

Han tenido mucha suerte y vosotros, seguro, también. Como la vuestra. Gracias por compartirla y un abrazo! Hola Irene, hemos adoptado un cachorro podenco que tiene ahora mismo cinco meses, aparte de todas las trastadas típicas de un cachorro y de comerse todo lo que pilla a su paso chincheta incluida y hubo que hacerle una endoscopia hay una cosa que me tiene preocupado normalmente es bastante bueno, cariñoso y juguetón pero hay veces que se revuelve nos hace frente y nos gruñe sacando los dientes y no solo a nosotros cuando vamos al veterinario y hay que cortarle las uñas se pone hecho un fiera se lo tienen que hacer como mínimo entre dos , yo cuando se pone así le sujeto por el cuello lo tumbo y hasta que no se calma no lo suelta , me da un poco de miedo porque tenemos un niño pequeño que mas puedo hacer.

Un saludo. Hola Alberto, Enhorabuena por la adopción, me alegra que vuestro podenco sea cariñoso y juguetón y que esteis contentos con él. También entiendo que estés preocupado. Por otro lado, la sumisión forzada, tumbarlo en el suelo como haces, aunque entiendo por qué lo haces, puede que no sea la mejor técnica. Casi seguro. Ni para él, ni para tí. Controlarlo con tu cuerpo, con tu fuerza, es una forma. Pero todo depende de lo que desencadene los gruñidos. Por ejemplo, a lo mejor llevarlo a capón al veterinario y que le corte las uñas es demasiado brusco para él y necesitaría poder oler el cortauñas con calma y familiarizarse con él poco a poco antes de que le cortéis las uñas.

Como te digo, depende. Con una sóla sesión es muy probable que pueda detectar la causa de los gruñidos y daros algunas directrices. Espero que podais disfrutar pronto al por de vuestro podenquito, es una raza maravillosa. Hola Irene, hace 6 meses adopte a una podenca, su nombre es Lily. Es muy cariñosa y juguetona. Otro problema que tengo es el tema de la obediencia. En casa es muy obediente pero en la calle se vuelve completamente loca.

Le encanta correr, al principio la dejaba suelta para que corriese por el parque pero me podía tirar allí dos horas que no venía cuando la llamaba, ahora no la suelo para nada porque no me fío. Siempre que la saco voy con su empapador y se lo pongo en el suelo para que sepa que en la calle también puede pero nada, cuando sube a casa va al rincón donde antes estaba su empapador y lo hace todo.

La saco cuatro veces al día y nada. Muchísimas gracias Irene. Hola Teresa, y gracias por compartir tu experiencia. Yo creo que Lily tiene ansiedad por separación. Los perros son animales sociales, acostumbrados a ir en manada, que en la naturaleza pasan todo el día juntos. Nosotros los dejamos solos bastantes horas y a veces no lo saben gestionar y se estresan. Por eso el bozal no es tan efectivo: Quiere salir para estar contigo.

No es raro y, por supuesto, tiene solución. El tema de la obediencia. Los podencos son perros con mucha energía y con los que cuesta un poco trabajar la llamada. No porque no sean listos o no lo entiendan, sino por la energía que tienen y porque son un poco independientes. Por eso en casa es tan obediente y fuera no, porque en casa hay menos distracciones. Pero eso es cuestión de trabajar. Quiere jugar, jugar y jugar. Es normal. Eso sí, ten mucho cuidado con que no se te escape.

Suéltalo en lugares vallados, protegidos, etc. Cosas que puedes hacer para trabajar la llamada: Es decir, no la llames para regañarla. La llamas y viene. No la puedes regañar. En vez de regañarla porque se estaba comiendo un calcetín, la premias porque lo ha dejado para acudir a tu llamada. Si no tienes premio o no se lo vas a dar, no le hagas pensar que sí. Tu tienes que hacer que para Lyli, ir cuando la llamas sea una experiencia maravillosa y estimulante, siempre.

Pero vamos, esto, como te digo, es normal. Tienes un cachorro y un podenco. En la calle hay muchos estímulos y es muy normal. Aun así, hay algunas cosas que puedes hacer: Puede acabar mucho peor. En resumen, yo creo que se te ha juntado todo y es normal que estés desesperada. Lo de destrozarlo todo, no. Eso es un problema. Y no es sólo que rompa cosas, es que ella puede hacerse daño. Prueba con el ejercicio que yo usé y si no tienes tiempo o no te sientes segura para hacerlo, contacta con un adiestrador.

De verdad que no es difícil de resolver, pero no basta con el bozal y que no rompa nada, tiene que quedarse tranquila en casa. Espero haberte ayudado. No dejes de contarnos cómo os va a Lyli y a ti. Muy interesante y bien explicado. Hay que diferenciar entre el refuerzo y la expectativa de premio y el soborno.

Éste enseñar o prometer el premio antes de conseguir una respuesta no ayuda a aprender bien y luego la gente lo usa como engaño, y los perros se dan cuenta. Hola Jhonny! Gracias por tu comentario. Me parece muy acertado. A veces cuando digo premiar, en el fondo me refiero a reforzar. Pero el matiz es importante. Yo siempre regaño a la gente que cuando intenta acercarse a mi perra, le pone la mano con los dedos junticos como si tuviera un premio, y luego no tiene nada.

No sólo se dan cuenta, lo recuerdan. Hola a tod s. Queria contarte y pedirte ayuda con mi podenco. Tengo mis dudas si Dina es podenco portuguesa porque le veo rasgos de la ibicenca o andaluza aunque su dueño me dice claamente que es portuguesa ya que su padre y madre lo son tuve muchas dudad de traerme a Dina una hembra podenca a casa me daba miedo porque se que los podencos son muy nervios , activos…y yo me lo iba a educar sola y trabajando a turnos de mañana, tarde y noche.

Dina vino muy asustada se metia en cualquier rincón y no se separaba de mi. Pero aun y todo a veces estoy muy perdida y cansada porque me esta costando mucho educarla. Te menciono un poco los problemas con Dina: Poco a poco hemos ido mejorando y ya sale a la calle tiesa y olisqueando todo constantemente. Pero aun y todo se sigue meando en casa y le da igual donde.

Me agobiado mucho con este tema y a base de paciencia y premios consigo manipularla y me deja tocarle , aunque en ocasiones cuando ella no quiere me saca los dientes y le regaño con un NO o con toque de correa como me enseñaron pero tiene caracter y aunque en el momento se pare sigue haciendolo. Estoy muy desesperada con este tema porque nose como tratarlo para que supere ese miedo que nose a que es debido. Por otro lado puedo decir que aunque se me esta haciendo muy dificil educar a Dina porque es una cabezota como su dueña ha llegado en un momento dificil a mi vida y me ha dado tanto que no me arrepiento aunque a veces me supere.

Gracias de antemano y espero que me puedas ayudar. Hola Eneida, Gracias por escribirme y por compartir tu experiencia. De verdad. No por ella, pobre, que no tenía culpa de nada, sino porque sentía que no encontraba el camino para hacerme entender. Adoptaste a una perra maravillosa y cambiaste su mundo.

En tercer lugar, olvídate de la gente que dice que un podenco no puede estar en un piso porque es mentira. Obviamente lo ideal para tener un podenco y cualquier perro sería una finca enorme. Ni caso. La gente, así como masa que te para por la calle para darte consejos, no tiene ni idea. Bueno, y ahora, como dijo Jack el destripador, vayamos por partes: Sobre el tipo de podenco, sin foto, claro, no lo sé.

Y con foto igual tampoco porque no es raro que los podencos estén mezclaillos. Pasa mucho con los perros de caza, los criadores priman las características físicas a las estéticas y cosas como el pelaje dan un poco igual para el canon de belleza también pasa con otras razas como los teckel , así que no es raro ver podencos y galgos mezclados entre sí o con otras razas.

Una pena no poder ver la foto porque seguro que es un bellezón. Dices que vino muy asustada. Es bastante frecuente que los podenquillos lleguen así. En tu caso hay varios factores: Pero la prueba de que los puede superar es que ya lo ha hecho con muchos! A la mía no le gusta nada la gente. Si la ignoran, como es curiosa, los olisquea. Pero que no la sobeteen que no le gusta nada.

Algo que puedes hacer, aparte de corregirla a ella, es pedirle a la gente que no la salude. Que la ignore hasta que esté tranquila. Así no premian con atención su locurilla sino su relax. Gruñe a la gente que no le gusta. Hay gente que por su olor o por su postura corporal o por lo que sea, no le va a hacer tanta gracia y lo ideal es que ella respete el espacio de esas personas, pero que esas personas respeten también su espacio. A mi perra no le gusta que la toquen, así que yo le pido a la gente que no lo haga.

Cuando ella quiere se acerca, pero nadie tiene por qué andar toquiteando a mi perra. Que no te de vergüenza decirle a la gente que por favor no la toque, que necesita su espacio. Hasta aquí, todo muy normal e incluso especialmente bien, porque ya te digo que que sea tan sociable es un puntazo. Y que hayas trabajado y sigas trabajando los miedos, todo un éxito. Pipí y caca. Ya ha aprendido a hacer caca fuera de casa. Enhorabuena, eso es estupendo. Ahora, recuerda que tu perra todavía es un cachorro y que la tienes hace sólo tres meses.

La caca es el primer paso. No he entendido si lo hace siempre en los periódicos o por ahí. Es decir, si lo hace en los periódicos se los has quitado?

Podenco Portugues Talla - Donkiz Venta

Si no lo hace siempre en el mismo sitio, lo ideal es que primero aprenda a hacerlo siempre en el mismo sitio. No sé si vives en ciudad o campo o cerca de un parque… Pero algo bueno sería intentar ponerle un periódico que oliera a su pipí en la calle, en un sitio donde ella pueda hacer pipí normalmente.

Yo me acabo de mudar a una casa con un pequeño jardín. Y mi perra ha tardado dos semanas en entender que podía hacer pipí y caca en el jardín. Seguía pidiéndome sus tres paseos la pobre. Lo que hice fue recoger una caca de la calle de mi perra, claro y dejarla en el jardín donde yo quiero que haga sus cosas. Ha funcionado bastante bien. Pero vamos, que, en cualquier caso, no es tan raro. Sacarla a las mismas horas cuando puedas , darle de comer a las mismas horas, hacerle grandes fiestas o darle un premio cuando lo haga en la calle, y en casa intentar limpiarlo sin que te vea.

Paciencia y perseverancia. La llamada. Es pequeña, es podenco y es normal. Llévala como haces, con correa, hasta que estés segura. Pero eso es cuestión de trabajar todos los días. A ver si mañana hago una entrada. Hasta ahora todo es bastante normal, con algunas cosas muy buenas y el problema del pipi que es tiempo y la llamada que mañana pongo ejercicios , que no son graves.

Que te saque los dientes. Pues esto si que es algo a lo que hay que dedicarle atención especial. Hay que trabajarlo, sí. Pero tampoco te agobies. Afortunadamente no tienes un pit bull y aunque te mordiera que no tiene por qué no va a hacerte daño, y eso te permite trabajar con ella con confianza y usar tu cuerpo. Por lo que veo, la agresividad de tu perra va relacionada con su miedo. Cuando algo la asusta gime y grita y cuando ya no ve salida, gruñe. Yo tardé casi un mes en poder tocar a mi perra.

No digo manipularla, que se dejase tocar. Intenta trabajar sus miedos. Y, si puedes hacerlo, de forma progresiva, no con una inmersión directa. El camino ideal es que tu perra confíe en tí, y cuando se asuste, te busque, tu le digas qué hacer y ella lo haga porque confía en tu criterio. En ves de eso es mejor darle espacio cuando sea posible para evitar que llegue a ese punto y alternativas, para reconducir su estado.

Si eso pasa, te mantienes, y cuando ella pare, tu le das un poco de espacio como recompensa. Se trata de buscar un equilibrio entre no retroceder y no presionar en exceso. Lo de que se tumben en postura de sumisión por la fuerza, en plan yo soy el alfa, tampoco me gusta mucho. Es de una escuela un poco antigua. Que se acostumbre muy bien a ti, poco a poco, es lo primero. A mi me llevó un año poder sobetearla a mi antojo sin que ella mostrase ninguna tensión.

Así que, con calma.


  • como ligar con chicos en facebook.
  • anuncios contactos zaragoza.
  • NECESITO TU AYUDA. SOLO 1€ AL MES!
  • Cachorro podenco.

Tu perra no es agresiva, es miedosa, y eso sabes trabajarlo porque ya lo has hecho. Aunque ahora te parezca que vuelve a tener miedo a algunas cosas, no te desesperes. Insiste, deja que huela todo lo que quiera que así se relajan también y acércala a sus miedos a una distancia en la que ella se sienta segura.

Y por el veterinario, no te agobies. Incluso a perros que son todo amor a veces les da miedo el veterinario o se enfadan, o muerden. Ni caso al traumatólogo. Pero es una perra que tienes hace muy poco tiempo y que es muy jovencita de una raza de por si un poco miedosa, en una situación de novedad y estrés absolutos. No es una aberración extraña haga eso. Si te preocupa que muerda al veterinario o al traumatólogo la puedes llevar con un bozal blandito. Y si hay que hacerle una prueba para la que tenga que estar muy quieta, pues a lo mejor hay que sedarla.

Pero vamos, que es normal, que hay muchos perros que no les gusta, y que sí, claro, hay que trabajarlo, pero precisamente ellos son profesionales y no debió decirte eso así. Voy a ver si mañana hago la entrada sobre la llamada, espero haberte ayudado y, si algo no te queda claro o yo no te he entendido bien, puedes volver a escribirme cuando quieras. Como problemas el pipí y los miedos, pero son dos cosas que son bastante frecuentes y que se solucionan trabajando. Sí que te diría que con los podencos funciona mejor ignorar los comportamientos que no nos gustan y premiar los que si que regañar.

Son muy sensibles e independientes y el rollo imposición, alfa y sumisión no va a beneficiar vuestra relación. Mi consejo es que intentes que haga las cosas porque ella quiere, porque confía en tí, por razones positivas…. Los podencos son muy inteligentes, muy leales y muy divertidos. Me alegra que ya te haya dado tanto, pero esto es sólo el principio. A mí me costó también encontrar el camino con mi perra pero puedo decir que una vez que lo hice fue doblemente gratificante.

Porque lo que tenemos hoy lo construimos juntas con mucho trabajo, las dos, y eso nos ha llevado a conocernos muy bien, a comprendernos muy bien y a tener una conexión muy especial. Muchísimas gracias Irene me has dado un empujoncito de animo. Yo tus comentarios son valiosísima h cierto en esta vida con paciencia y con ganas todo se consigue. Y son perros de un potencial increíble eso lo sé. Decirte que hay cosas que no comparto tampoco con los adiedtradores porque pocos entiendes de podencos. Soy del norte ,del País Vasco y aquí se ven pocos podencos. Que es bueno hacer en ese caso le riño?

Jeje Intento mandar unas fotos pero nose bien como hacerlo si me podríais ayudar. Un saludo y muchísimas gracias de verdad. Hola Eneida, perdona, se me había despistado este comentario. Sobre lo de montar la mantita, no se qué decirte. La mía es una sex machine y conozco varias podenquillas bastante fogosas. Sí que en principio los perros montan por juego o por dominación. Pero, y esto suena un poco raro pero es así, las perritas y los perritos también se dan placer a sí mismas y liberan estrés.

Montar es un comportamiento muy natural en principio, a menos que se pase el día así. Yo creo que regañarla tampoco, si te lo hace a ti o lo hace con tu almohada o a las visitas… si, claro, explícale que no. Pero si le quiere dar mambo a su mantita de vez en cuando… No molesta a nadie. Fotos imposible, No he encontrado la manera. Hola Virgi, perdona el retraso, ya han pasado las vacaciones, espero que Sócrates no os haya dado muchos quebraderos de cabeza.

De todas maneras, ya te digo que modificar el comportamiento de un perro lleva tiempo y trabajo, no es una cosa de unos días. Lo de la relación con otros perros depende mucho de en qué sentido se ponga nervioso. Hola Irene. Cuando llegó no te podías acercar a ella, comía muy poquito repetidísimas veces al día y si alguien entraba a la cocina mientras estaba comiendo salía huyendo con la cola entre patas.

Si los niños invadían su espacio protestaba. No corría, no jugaba, era como si no supiera que era un perro. Esto me sacaba de onda ya que el Fox, todo y sus doce años es puro nervio. Visto esto, decidí darle margen y hacerla caminar y caminar y caminar, vivimos en el monte y estamos acostumbrados a largas sesiones de pateo. Con estos paseos fui viendo grandes cambios en ella, su expresión corporal empezó a mejorar, en casa ya me recibe haciendo tonterías y empieza a obedecer ligeramente.

Hecha la introducción, paso a plantearte mi principal problema con ella: Cabe decir que no muestra ninguna expresión corporal lomo erizado, gruñido, ladrido antes de soltar el bocado cosa que me ha dificultado bastante el poder anticiparme a la acción. Lo consulté con un etólogo y me dijo que a bote pronto parece una reacción por miedo pero que debería evaluarlo. Es una situación muy incómoda ya que nosotros estamos acostumbrados a llevarnos al perro a todas partes donde vamos y con Nuca hace que vaya demasiado tenso en estas situaciones.

Ya nos pasó en la puerta del colegio con un padre y no me gustó nada. La chica de la protectora me dijo que por mucho que no me gustara, debía ponerle un bozal en estos casos para que entendiera que bloqueando este instinto que tiene no ocurre nada. Hola Oriol, perdona el retraso, pero quería dedicarle tiempo a esta consulta, y decidí hacer una entrada de blog directamente: En general son desconfiados aunque curiosos y son un poco independientes.

Los perros se explican rapidísimo cosas entre ellos que a nosotros nos cuesta una barbaridad transmitir. Ahí, paciencia y perseverancia. Y que tenga especial precaución con los hombres es algo muy frecuente con podencos y galgos. En las protectoras dicen que es porque la mayor parte de los cazadores son hombres… No lo sé pero si he visto que pasa.

Un abrazo! Pido soy voluntaria de una asociación, la tarde de noche buena nos entró un podenco, y un mes después seguimos con el mismo problema. Es totalmente desconfiado y muy miedoso, nunca había visto algo así es desesperante. He llegado a estar sentada en el suelo 40 minutos en el suelo con comida a mi alrededor y en mi mano y ni se a acercado. Si los perros que hay se llevan bien simpre los tenemos sueltos en un descampado con el pasillo de las jaulas abiertas pero con el hemos tenido que ponerle arnés y tenerlo en el pasillo con las jaulas abiertas, así lo podemos llevar de paseo e interactuar, de otra manera no podíamos ni tocarlo.

Alguien puede darnos algunas pautas? Que podemos hacer? Si no confía en nosotras cómo vamos a encontrarle adoptante? Hola Isa, En primer lugar, los podencos son bastante desconfiados en general aunque hay escepciones con la gente nueva. No me dices la edad que tiene si es cachorro o no ni el estado en que lo habéis encontrado. Tampoco me dices si con otros perros se lleva bien. En cualquier caso en circunstancias como la tuya suelen ser bastante miedosos. Es normal que un perro asustado no coma cuando haya gente cerca o no quiera premios.

Sin embargo, si se lleva bien con otros perros, lo bueno es que éstos pueden ayudarle a superar sus miedos. Y pasear juntos siempre une. Con perros asustados siempre que no sean agresivos a mi me ha dado mejor resultado tumbarme sin moverme que ofrecerle premios. Y, en cualquier caso, muévete muy despacio, no le mires a los ojos directamente, no te acerques de frente sino de lado o de espaldas y no intentes acariciarle la cabeza la mano siempre debe moverse de abajo a arriba y no de arriba a abajo.

Yo creo que tienes que ir muy poquito a poco. Puedes ponerle algo muy sabroso muy muy sabroso y tu sentarte alejada, de espaldas al perro y la comida. De todas maneras, recuérdale a los adoptantes que son perros un poco desconfiados que necesitan un poco de tiempo para hacerse a su nuevo hogar. Es posible que aunque se acostumbre a vosotros tarde un poco en hacerse con su nuevo dueño.

Mi perra estaba aterrorizada y sin sociabilizar. Las chicas de la asociación tuvieron que hacer malabarismos para poder cogerla la tenían en un campo y llevarla al veterinario donde quedamos para que me la dieran. Me ha encantado el post… has definido en todos los aspectos a mi perra. Muy buena perra pero, como todos, tiene algunos dejes reflejados en este post: Me despierta de un lametazo en la cara a las 2 de la mañana o no paras de escuchar sus pezuñas mientras camina de un lado a otro. Es complicado entrarle bien a la primera, aunque se acostumbra en días. Muy de los suyos.

Es una ladrona descarada y come todo lo que pilla para irse después con las orejas bajas y cara de pena pidiendo perdón. Maldita pubertad podenca! Quitando el hecho de que tenemos que tener un ojo puesto en la cocina de manera permanente y que a veces se vuelve un poco loca paseando, la verdad es que es un perro de Hola Marc! Yo ya he conseguido que la mía no se suba a la encimera pero durante mucho tiempo el jamón que nos regalan mis suegros por navidad lo teníamos que tener encima de la nevera. Y yo entiendo que hay tentaciones que… Nosotros también estamos pensando en ampliar la familia y tampoco tengo ninguna preocupación.

Si los ve corriendo en el campo, entra en modo caza ipso facto, pero en casa y presentados con tranquilidad, pasada la curiosidad inicial… Un amor. Siempre vigilando por si acaso, claro Son unos perros muy especiales. Buenas noches, He leído con mucho interés tu post, y ciertamente he podido comprobar muchos de estos rasgos en mi perro, bueno mejor dicho perrita, de casi 2 años.

Tres tamaños, aunque todos con la misma pegada

Tenemos a nuestra perrita desde que tenía unas tres semanas, pues alguien encontró una camada de cachorros en un campo al borde la hipotermia, sin rastro de la madre, así que buscaban casas de acogida y nosotros acogimos a dos. Finalmente nos adoptamos una. Nunca supimos de qué raza eran los padres, por tanto teníamos a un cachorro que no sabíamos como iba a ser, pero ya le queríamos mucho y no nos importaba su futura condición.

Uma, que así es como se llama, fue una cachorrita muy amigable, la he socializado desde siempre con gente y con otros perros, muchos perros, y jugaba con cualquiera. Supongo que lo normal en todos los perros, ya solo jugaba con perros conocidos y ha desarrollado dos problemas, si lo puedo decir así. Problema 1. La posesión. Uma es posesiva a un nivel extremo. Si le doy un hueso de cuero para moder, se lo pone bajo las patas y mantiene la cabeza gacha protegiéndolo.

Es como tener un perro totalmente distinto. En el momento que vuelve a estar sin objetos en su poder, todo vuelve a la normalidad. No sé si la posesión tan extrema es característica de los podencos, pero en el caso de Uma es algo preocupante, hasta el punto en que ha llegado a morder a un par de perros en el pipican, siempre cachorros, pues si encuentra un palo -por ejemplo- y se le acerca un perro, rapidamente suelta el palo y se tira a morder a lo bestia. Aunque nunca he estado a favor, me estoy planteando comprar uno de esos collares que dan una descarga, y usarlo exclusivamente cuando tenga la intención de morder a un perro.

Problema 2. Desconfianza con desconocidos. Uma es una buena perrita, en casa no ladra, no se alarma si llaman al timbre, ni al teléfono, ni si oye ladrar a otros perros. En casa se muestra tranquila y se duerme con facilidad. Me ha gustado la recomendación que haces al respecto en tu artículo o en una de tus respuestas al indicar que hay que dejar al perro que tome la inciativa y darle su espacio. Por esta misma desconfianza, a veces lo que hace es que ladra a una persona con la que nos cruzamos por la calle, y aunque es menos frecuente, lo hace en ocasiones cuando ve algo -supongo- que le llama la atención en esa persona.

No solo le ladra, sino que arranca a correr hacia la persona y claro, muchos se asustan y con razón. La llevo atada siempre así que no he tenido un problema mayor. Como digo, esto de ladrar a la gente con la que nos cruzamos es un hecho puntual. Suelo pasearla por la ciudad, me cruzo con gente de todo tipo y sin problema, pero a veces sale la fiera alberga en su interior.

Para terminar, comentar que siempre he tratado de adiestrar a la perrita con refuerzo positivo. Tengo claro que hemos cometido, y seguiremos cometiendo errores, que han condicionado su actual comportamiento, aunque por otro lado pienso que la genénetica también tiene algo que ver. Hola Carlos, Gracias por escribirme y por compartir tu experiencia. En primer lugar gracias por hacerte cargo de esos cachorritos y adoptar uno de ellos. Ahora, veamos cosas sobre tu perrita. Me dices que es como la mía pero negra.

Como nosotros, vamos. La mía se volvió un poco desobediente unos meses pero ya sabía que podía pasar y seguí trabajando con ella. Luego se le pasó. Sobre la posesión, no diría que es un rasgo característico de los podencos, pero no es infrecuente que un perro la desarrolle. Sí que es algo que, efectivamente, tienes que trabajar pero yo no te recomendaría un collar de descarga.

Este tipo de collares hay que saber usarlos muy MUY bien así que yo no los recomendaría salvo que un profesional lo aconseje y sea él quien lo utilice. Ahora habría que ver por qué lo hace y en qué circunstancias. Por ejemplo: A veces le quitamos las cosas a los perros y no se las devolvemos y ellos al final asocian que les cogemos algo con que no lo vuelven a ver.

Otras, creen o les hacemos creer que es algo muy especial. Caso concreto: Se pone muy contenta y las guarda. Sólo que era muy especial. El pobre. Lo que yo hice fue coger como veinte pelotas de golf. Supongo que descubrió que no eran tan especiales. Recuerda que ella tiene que distinguir siempre, en cualquier caso, lo que es juego de lo que no lo es. En cuanto a la desconfianza, eso sí es podenco puro y duro. Es bastante normal. Si sabes que viene gente, intenta cansarla antes con un buen paseo.

Y, en casa, ntenta hacerle ver que la puerta es cosa tuya. Enséñale a sentarse y quedarse quieta alejada de la puerta pero que ella vea que pasa , no abras hasta que no esté tranquila, y dile a la gente que pase de ella olímpicamente. Diles que ni la miren y que inteneten no hacer movimientos bruscos al principio. Obviamente esto hay que hacerlo poquito a poco y no te va a salir del tirón el primer día, pero no te desanimes. Hasta cierto punto. Es decir, no creo que mi perra nunca se abalance sobre una visita para pedirle mimos como si fuera el golden retriever de scottex. Por ejemplo, mi perra casi no ladra a nadie, pero si viene una persona corriendo de frente, pues hay bastantes posibilidades de que ladre o intente morderle un pie… Y al principio pegaba un tirón cada vez que pasaba una bici, un coche, una moto, un monopatín….

Así que lo que hago con ella es, si yo veo que viene un corredor, es decirle que se siente, que se quede quieta y si llevo le doy un premio. Normalmente se les nota que van a saltar porque primero suben la cabeza con las orejas muy estiradas porque algo les ha llamado la atención y luego estiran el cuello para alante como si fueran gatos cazando. Lo ideal es que en vez de regañarle, evites que lo haga, haciendo que se centre en otra cosa.

Acogiste a tu perra, la adoptaste, la quieres, te preocupas por ella y le dedicas tiempo. Hola Irene Gracias por responder con tanto detalle. En cuanto a la posesión, empezó a hacerlo incluso teniendo pocos meses. No le reñí, ni mucho menos le pegué, pero creo que la perrita ha ido haciéndose fuerte en ese sentido al tener sentirse con control de la situación. Aunque tampoco es una perrita que me esté retando a todas horas. Si le compro un hueso para morder, automaticamente lo coge y se lo pone bajo la cara y lo protege. Generalmente no se come los huesos de cuero inmediatamente, es decir, se lo doy y tan solo lo lame un poco, pero no empieza a morderlo hasta pasados dos o tres días, y entonces se lo comé en pocas horas.

Creo que va funcionando ya que noto menos enojo por suparte, pero claro tiempo al tiempo. Como ves, en casa no hay mayor problema, la cosa es que llegue a entender que estando en u parque, si tiene un palo o juguete y otro perro se le acerca, pues que no le ataque. Respecto a lo de los ladridos hacia personas de la calle, sigo con tu consejo de redirigir su atención para evitar que eso ocurra, y como dices, si ladra un poco tampoco pasa nada que va atada.

No es raro, como te dije, incluso en cachorros. Igual que cuando son pequeños les hacemos caso tooooodo el rato. Imagina un niño que come dulces siempre que quiere y un día vas y le dices que no. Entonces, yo creo que, como te dije, como suelta cuando se lo dices, la cosa es trabajar para que se vaya acostumbrando y ofrecerle cosas a cambio para que la frustración sea menor.

En el primer caso, cuando yo lo he visto, no quiere que se lo quite nadie, sí, pero no es una posesión tan desafiante ni agresiva. Y si al final ves que no, que siguen siendo un problema, yo los eliminaría de la ecuación. Hay muchas alternativas para recompensar a tu perra y para que muerda y se limpie los dientes. Estar pendiente de los signos que preceden a que les tire un mordisco e intentar que se siente, que se quede quieta o chistarle para que cambie su atención. Ayudan en un sinfín de situaciones. Sólo si es un perro que ella ya conoce y con el que se entiende y juega, lo saco.

Así, de nuevo, no es que no lo vuelva a ver. O comenzar otro juego. Mantener su atención y darle una alternativa a la frustración. A la mía hay un juego que le encanta que hacemos sólo si no hay otros perros: Si ella se mueve, lo retiras y vuelves a empezar. Por ejemplo, la comida. Yo lo hago con mi perra. Ella se sienta y yo voy bajando el comedero; si se mueve, me incorporo y otra vez a empezar, sin regañarla ni nada.

Al final aprende que tiene que estar sentada y tranquila. Y cuando le digo que ya puede, come. A menos que sea algo muy muy apetitoso que entonces es capaz de cogerlo de mi propio plato, pero vamos avanzando cada día. Seguiré trabajando con eso. Yo creo que ese ha sido uno de mis mayores errores, querer anticiparme y no dejar que -en su momento- otro perro le diera un escarmiento para que fuera aprendiendo cosas de perro. Creo que he intervenido en exceso, y he podido agravar la parte de la posesión. Tal vez el problema de mi sobreprotección ha podido venir a raíz de algo que le ocurrió a la perrita con menos de 2 meses, que creo que no he contado.

Una noche se metió bajo un sillón, y encajó su cabeza de entre los hierros del mecanismo que eleva las piernas. El caso es que no hubo forma de sacarla, ni con ayuda del vecino, ni la policía local, y finalmente los bomberos tuvieron que desmembrar el sillón para sacarla. Pero bueno al final no tuvo secuelas físicas, y en fin, creo que mi sobreprotección se debe en parte a este hecho, porque lo pasamos muy mal aquella noche.

Y vaya susto que os tuvisteis que dar, madre mía. Pero bueno, Carlos, tampoco te fustigues porque errores cometemos todos. Y sobreprotegerlos es algo frecuente. Pero lo bueno es darse cuenta y hacerlo mejor cuando podemos. Así que paciencia, constancia y amor. Lo maravilloso de los perros es que tienen una capacidad excepcional de vivir el presente y no mirar tanto el pasado. Yo creo que nosotros tenemos que intentar hacer un esfuerzo en ese sentido. Buenos dias, tengo una podenquita de 1 año y cinco meses, la adopte acabada de operar de las dos piernas traseras las cuales estaban rotas cuando la entregaron a la perrera habiéndola encontrado así en la carretera.

La operación y recuperación fue un éxito,corre como si no hubiera pasado nada. Mi podenca Duna, sobre todo tiene mucho miedo al exterior, a la calle, pasear con ella es un suplicio para ella y para mi. Asumo estos miedos y ahora cuando pase el calor buscaré un adiestrador. Pero desde San Juan por culpa de los petardos duerme en el baño, y mi pregunta es si debo dejarla dormir ahí o debo cerrar el baño.

Hola Carme, Qué bonito lo que has hecho por tu podenquita. Qué bonito que con sus dos patitas rotas y operadas haya encontrado un hogar y a alguien dispuesto a buscar un adiestrador para ayudarla.

La mía en los paseos le tenía miedo a absolutamente todo. Sin entrar en detalles, creo que la claves fueron tres: Este perro tiene aguante y cuerda para rato, llegando a alcanzar habitualmente los 12 o 14 años de vida. Raza de perro Kuvasz. Conoce los secretos del Gran Danés. Inicio Perros medianos Podenco Portugués. El perro Fox Terrier, pequeño pero valiente.

Terrier Tibetano. Perro Azteca. Dieta Squeaky. Mastín Español. Aviso legal Política de privacidad Política de cookies Contacto Nosotros. Esta web utiliza cookies propias y de terceros para personalizar el contenido y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias de navegación, para analizar el uso de la web y ofrecer funciones sociales. Para seguir navegando, acepta el uso de cookies. Política de Privacidad.